Treviso



 

Puede visitar Treviso en todas las tempodaras: para aquellos que quieren saborear cada rincón, o descubrir vistas originales y respirar la vida tranquila de la ciudad. El corazón de la ciudad y el lugar de encuentro de sus ciudadanos es "Piazza dei Signori" con su "Palazzo dei Trecento" y la elegante "Loggia Dei Cavalieri".

 

Los dos ríos, Sile y Cagnan, fluyen a través de la ciudad y le dan un encanto único al centro histórico, encerrados por antiguas murallas. Las casas porticadas, cuentan la estrecha relación entre Treviso y sus ríos: con sus hermosas fachadas con frescos, cuando se reflejan en el canal "Buranelli" y la "Isola della Pescheria", reflejan esta relación.

Un monumento notable es la Catedral que contiene, dentro de la Capilla de Malchiostro, los frescos de Pordenone y el retablo con la Anunciación de Tiziano. Otros tesoros artísticos se encuentran en el área del museo de "Santa Caterina dei Servi di Maria", donde se puede encontrar el ciclo de las historias de Sant'Orsola di Tommaso da Modena, y algunas obras de G. Bellini, Lotto, Tiziano, J Bassano. Además, vale la pena visitar la iglesia dominicana de San Nicolò, con su famosa Sala del Capitolo pintada al fresco por Tommaso da Modena. Para los amantes del arte, la cita es en la "Casa dei Cararresi", que en los últimos años se ha convertido en el hogar de prestigiosas exposiciones internacionales. Esta ciudad, en resumen, puede dar momentos mágicos a los que les gusta caminar sin apresurarse por las vías fluviales, en los guijarros consumidos por el tiempo y la historia para luego encontrarse sentados en una taberna o en pequeñas salas con vistas a las plazas para saborear los manjares de tierra de Treviso.


Cookie's Policy